Visualización, ilustraciones, animaciones
/

Visualización, gráficos y animaciones: por qué y para qué

Visualización en Comunicación Técnica, todo un arte y una necesidad. ¿Por qué? Pues sí, porque sólo con palabras no es posible. ¿Para qué? Las funciones y objetivos de la visualización son muchos: estructurar contenidos, identificar ubicaciones, explicar procesos y funcionalidades, motivar la lectura, generar anclajes en la memoria…

En mi mente, el mundo de la visualización lo divido en tres partes:

  • Diseño de contenedores de información: el layout visual de la información. Qué formato tienen nuestras páginas (en papel o electrónicas, estáticas o interactivas) y cómo se presentan los textos y los elementos gráficos.
  • Elementros gráficos estáticos: aquí diferencio yo entre fotografías (imágenes reales) e ilustraciones (gráficos elaborados por humanos). En el apartado de ilustraciones podemos segmentar mucho: ilustraciones de dibujo técnico (CAD), ilustraciones a línea en blanco-negro o con colores, ilustraciones 2D o 3D (incluyendo aquí también VR y AR), etc…
  • Elementos gráficos animados: también hago una diferenciación entre contenidos realistas (los llamo vídeos) y elaborados (animaciones).

La temática da para mucho, por lo que dejaré sólo unos esbozos de los tres temas en los apartados siguientes.

Diseño visual de productos de información

En el siguiente ejemplo podemos ver la página de un manual con un diseño visual “quasi” inexistente:

Documento sin diseño visual

El usuario identifica visualmente una serie de títulos y párrafos, pero no hay más elementos que le guíen por el contenido. Y dentro de los párrafos podemos encontrarnos con texto del siguiente tipo:

El selector A debe colocarse en posición 1. La lámpara de control verde se enciende. Preste atención que no se encuentren fluidos en el depósito. La bomba está preparada para la operación. Puede iniciar con la aspiración. 

Contenido extraído de un manual de una bomba de aspiración, capítulo “Operación”.

¿Infumable, verdad?

A continuación un ejemplo de mejora visual y textual. El primer paso es clasificar y ordenar funcionalmente los segmentos de este texto (por ejemplo, siguiendo la metodología Funktionsdesign ®). Segundo paso: aplicar algo de formato a los elementos funcionales del texto, Paso final: mejorar su redacción (“lo pide a gritos”; tema: redacción profesional y comprensibilidad).

Mejorar un texto con Funktionsdesign
Ejemplo de mejora visual y textual conFunktionsdesign ®

Y esta instrucción puede mejorar más visualmente incluyendo por ejemplo ilustraciones para identificar ubicaciones y formas de trabajo.

Fotografías e ilustraciones

Una imagen vale más que mil palabras. Todos de acuerdo, especialmente si eres fan de Lego (toda una referencia en instrucciones visuales), pero también hasta un límite. ¿Quién no ha sufrido algo con las instrucciones de IKEA (especialmente hace 10-15 años)?

Por un lado comentemos el mundo de la fotografía. Con fotografías logramos dar información realista, pero hacer fotos requiere de formación. Si la foto no está realizada con profesionalidad puede ocultar información (por ejemplo por sombras reflejos) o incluir información que distrae al usuario (fondos de fotografía distraen).

Fotografías versus ilustraciones técnicas.
Fotografía b/n con sombras y fondo molesto vs ilustración técnica con detalles claros

Las ilustraciones técnicas son la mejor solución para la Comunicación Técnica gráfica: los profesionales del sector las producen con relativa facilidad, especialmente si contamos con información 3D de partida. Además de la capacidad de centrar mejor nuestra atención, cuentan con la ventaja de poder ser fácilmente reutilizables (gestión de versiones y variantes de contenidos).

Vídeos y animaciones

YouTube ha revolucionado nuestras vidas. Procesos complejos explicados con imágenes en movimiento son más “sexy” y requieren mucho menos esfuerzo que leer instrucciones paso a paso.

Para los vídeos hay un mundo propio, también en la Comunicación Técnica. Un ejemplo son los “utility films”. Está de moda explicar todo con vídeos, pero hacerlo bien es igual que la fotografía: requiere de metodología. Ah, y un recordatorio (pensando en los aficionados a buscar en vídeos con remedios caseros):

⚠ ATENCIÓN
Riesgo de no conformidad legal. Aplicable a productos con riesgos residuales para las personas.

No sustituya con vídeos o animaciones la documentación escrita vinculada al manejo seguro.

Las animaciones pueden ser más baratas de realizar que un vídeo si queremos llegar al mismo nivel de calidad. Y al igual que con las ilustraciones, podemos reutilizarlas mejor. En el siguiente ejemplo podemos imaginarnos lo que cuesta explicar todo este proceso con palabras y elementos gráficos estáticos.

Otros ejemplo de animación esta vez del sector de la biomedicina (sí, no toda la CT es industrial o software…): como mejora una instrucción estática con un trabajo de animación. Nótese como el cambio de estilo de tener fotografías a trabajar con infografías animadas nos ayuda a centrarnos más en el contenido y menos en detalles realistas de las fotos.

Antes (formato estático, fotografía):

Instruccion respirador con fotografías.

Después (animación, infografía):

Ahora bien, elaborar ilustraciones de calidad es algo relativamente costoso: Antes de entrar en este mundo es importante identificar qué tipo de componentes gráficos necesitamos, cuándo aplica cada tipo y si hay presupuesto para la cantidad y calidad que pretendemos publicar (tema: estrategia de contenidos).

¿Curiosidad por la visualización?

Si te interesa este campo de la Comunicación Técnica, estás de suerte porque del 12 al 14 de junio trataremos esta cuestión y otras más muy cerca de Donostia-San Sebastián en el curso interactivo organizado por Mondragon Unibersitatea. ¡Apúntate!

Agradecimiento

¡Gracias a Paco González de Infographics por las ilustraciones!